Módulos del programa Lean Supply Chain Management.

Lean significa básicamente eliminar todo aquello que no da valor para el cliente. Pero ello será diferente en función del proceso y del tipo de empresa. La transformación de los procesos en la empresa hacia una gestión lean (de servicios o de fabricación) implica:

Que todas las decisiones en cada proceso u operación deben estar alineadas con el objetivo y posicionamiento de la empresa.

Gestionar un cambio cultural importante en las empresas: en los sistemas de dirección, en buscar la colaboración y motivación del personal, en la fijación de objetivos en cada área, en la relación con los sindicatos, en el sistema de control,….

Todas las decisiones en el área de operaciones de una empresa tienen que estar diseñadas en función de la clave competitiva de la empresa (innovación, flexibilidad, calidad, servicio, coste,...).

Así, a lo largo de este seminario, iremos descubriendo el proceso de tomar cada una de las decisiones a lo largo de toda la cadena de operaciones entre los inputs (proveedores) y los outputs (cliente).                                                                                                          


La Supply Chain Management (Logística Integral) es una función estratégica de carácter horizontal que engloba todas las operaciones de la cadena de suministro entre clientes y proveedores (distribución, fabricación, compras/aprovisionamiento, planificación,…) con el objetivo de dar respuesta de una forma integrada a la diferencia competitiva de las empresas.

Pero desde la introducción del pensamiento Lean Management en las empresas, derivado de los sistemas de Toyota, se están revolucionando el diseño y la gestión de los procesos, no solo de fabricación (Lean Manufacturing) sino de todas las diferentes operaciones de la cadena de suministro, constituyendo el concepto de Lean Supply Chain Management. Este hecho, nos da entrada para hablar de: Lean Distribution, Lean Buying/Supplying/Procurement, Lean Planning, Lean Manufacturing, Lean Warehousing,….


Desde la introducción del pensamiento del Lean Management en las empresas, los conceptos derivados de los sistemas de Toyota, están revolucionando no sólo los sistemas de producción (Lean Manufacturing), sino todas las diferentes operaciones de la cadena de suministro, constituyendo el concepto de Lean Supply Chain Management (Lean Distribution, Lean Buying-Supplying, Lean Planning, Lean Warehousing ,..).

La incorporación de los conceptos "Lean" en la Distribución, de hacer llegar los productos o servicios a manos de los clientes (en muchos casos hoy en día implica también una manipulación, o customización del producto o servicio), ha hecho aumentar la velocidad de cambio en las formas de la gestión de la distribución en las empresas.
 
A partir de entender perfectamente las necesidades del cliente, y de una definición consensuada del nivel de servicio que queremos dar a nuestros clientes (en función del posicionamiento estratégico de la empresa en el mercado), el concepto "lean" se ha centrado en la eliminación y reducción de los diferentes despilfarros en el ciclo de satisfacción al cliente (desde la detección de su necesidad hasta su satisfacción).                                                                                                


Desde la introducción del pensamiento a las empresas del Lean Management, los conceptos derivados de los sistemas de Toyota, están revolucionando no sólo los sistemas de producción (Lean Manufacturing), sino todas las diferentes operaciones de la cadena de suministro, constituyendo el concepto de Lean Supply Chain Management (Lean Distribution, Lean Buying-Supplying, Lean Planning, Lean Warehousing ,..).

En los últimos años, las estrategias de compras y aprovisionamiento nos ha conducido a una relación de colaboración con los proveedores (Lean Buying): en los ámbitos de servicio, calidad, ingeniería de producto y proceso,...; haciendo que el proveedor quede totalmente integrado en nuestra (en una sola) cadena logística de suministro.

La europeización y globalización de los mercados, nos ha llevado tanto al outsourcing como a la deslocalización de las operaciones de la empresa; es decir, a la externalización en la producción de bienes y servicios